Contrato por obra y servicio

Hoy en día muchas personas buscan empleo a tiempo completo, pero si la oportunidad que se les presenta es obtener un contrato por obra y servicio, lo toman por la urgencia de insertarse en el campo laboral. Sin embargo es necesario obtener información clara y precisa sobre esta modalidad de contrato.

Contrato por obra y servicio

¿Qué es?

El contrato por obra servicio es un acuerdo temporal por medio del cual se puede contratar a una persona para que realice un servicio concreto dentro de una empresa. Debido a que no se puede determinar en cuanto tiempo lo hace, esto no quiere decir que la duración es indefinida, más bien es que no se sabe cuándo va a finalizar. Es muy importante que se conozcan las obligaciones que adquiere la empresa cuando hace uso de este tipo de contrato.

Los Convenios Colectivos son los que van a determinar cuáles son las tareas o trabajos para los cuales se ha de contratar para ejecutar por obra o servicio a un trabajador. Estos trabajos deben tener entidad propia dentro de la actividad normal de la empresa.

Características del contrato por obra y servicio

Es importante prestar atención a las características que tiene este tipo de contrato:

  • Es obligatorio formalizarlo por escrito. Se deben especificar todas las condiciones y cláusulas laborales, en caso contrario se considerará un contrato indefinido
  • Especificar precisa y claramente el carácter de la contratación identificando la obra o servicio que formen su objeto.
  • La duración del contrato será la misma exigida para la realización de la obra o servicio.
  • La falta de identificación de la delimitación del objeto del contrato, puede producir continuación de contratos para obra o servicio de duración determinada, siendo esto un acto ilegal.

Cuando se convierte en contrato indefinido

  1. Al contratar a un trabajador para una obra o servicio, con especificaciones propias de la actividad de la empresa, éste no podrá realizar actividades diferentes para las cuales fue contratado. Esto quiere decir que no se puede contratar a un trabajador con este tipo de contrato para desempeñarse en funciones que soportan la estructura de la empresa, esto además de ilegal, lo convertiría en un trabajador con contrato permanente.
  2. Al contratar un trabajador con este tipo de contrato pero es colocado para sustituir a otro empleado que ejecuta tareas ordinarias, constantes y permanentes en la empresa.
  3. Si llegado el plazo de terminación, no hay evidencia por parte de la empresa y el trabajador que lo den por finalizado.
  4. Si han transcurrido tres años, deja de ser un contrato por obra y servicio para convertirse en un contrato permanente.
  5. Cuando la obra finaliza y el trabajador sigue prestando sus servicios a la empresa.
  6. Cuando en el contrato no se detalla el motivo de la obra y se omite la justificación de la temporalidad de la obra.
  7. Si el trabajador tiene dos o más contratos por obra y servicio en un período de 24 meses en el plazo de 30 meses. Independientemente que sea por jornada completa o parcial. Los períodos cuentan.

Salario mínimo

El salario mínimo es definido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como “la cuantía mínima de remuneración que un empleador está obligado a pagar a sus asalariados por el trabajo que estos hayan efectuado durante un período determinado”.

En España, la jornada legal máxima establecida no podrá ser superior a las 40 horas semanales de trabajo efectivo y el salario mínimo interprofesional ha quedado fijado en 950 euros a partir del mes de enero 2020 para aquellos trabajadores que tienen contrato de trabajo indefinido.

En el caso de los trabajadores eventuales o temporeros, cuando la relación laboral no exceda de 120 días, percibirán el salario mínimo diario establecido además de la parte proporcional de la retribución de los domingos y festivos, además de dos gratificaciones extraordinarias que tiene derecho todo trabajador, equivalentes al salario de 30 días en cada una de ellas.

Duración

Cuando una persona firma un contrato por obra y servicio debe percatarse de la duración máxima del mismo. Este punto es lo que los diferencia de los contratos indefinidos. Al colocar una fecha máxima de duración, automáticamente es considerado un contrato de trabajo por obra y servicio.

Este contrato no puede durar más de lo que dure la obra o el servicio en cuestión. Es decir que si el contrato tiene una fecha exacta de finalización, se tomará como aproximada porque si la obra se extiende por más tiempo, el contrato continuará vigente.

Finalización de la obra o servicio

La ejecución de la obra aunque tiene un límite en el tiempo, se fundamenta en el principio de que la duración es incierta. Por esta razón estos contratos no pueden tener una duración mayor a tres años ampliables hasta doce meses más por convenio colectivo. Al cumplirse estos lapsos, si la obra no ha concluido, el trabajador pasará a formar parte de la plantilla fija de la empresa.

Puede presentarse el caso de que el trabajador no desee continuar con la ejecución del contrato y presente su baja voluntaria para extinguir el contrato de la empresa. Esto es válido.

Vacaciones

El trabajador que tenga contrato por obra y servicio tiene derecho a las mismas vacaciones que cualquier contrato temporal o las que acuerde el correspondiente Convenio Colectivo por el cual se rija.

Lo normal en estos casos es que se establezcan las condiciones de negociación al principio entre la empresa y el trabajador de las fechas en las cuales disfrutará su período de vacaciones. Si no se hace al principio, puede ocurrir que se lo otorguen antes de finalizar el contrato o que cuando finalice el contrato le paguen dentro de su finiquito de indemnización.

Preaviso

Si el contrato por obra y servicio es superior a un año, la parte que desee extinguir la relación laboral, deberá notificar con 15 días de antelación su decisión. Si es la empresa quien decide terminar la relación laboral, debe avisar al trabajador por escrito con una carta de despido. Para este caso es necesario aplicar lo que establezca el Convenio.

Si la duración del contrato es inferior a 15 días, no es necesario notificar el preaviso entre las partes. Solamente se indemnizará al trabajador con su respectiva liquidación.

Despido

Se da el caso de que la empresa decida despedir un trabajador que se encuentra bajo contrato por obra y servicio, entonces la empresa tendrá que utilizar una fórmula válida de despido que puede ser:

  1. Despido objetivo. Es aquel que se origina por causas organizativas, causas productivas, falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas de la empresa, etc.
  2. Despido disciplinario. Cuando el trabajador ha violado las cláusulas del contrato o no ha cumplido con las normas y procedimientos internos de la empresa cometiendo actos de indisciplina.

Cuando ocurre el despido, lógicamente le sigue una indemnización la cual consiste en la parte proporcional de la cantidad que resulta de abonar doce días de salario por año trabajado o la establecida por convenio.

¿Qué es el Periodo de prueba?

Es el lapso de tiempo establecido en el contrato por obra o servicio para que el trabajador demuestre sus capacidades y pueda cumplir con la actividad asignada para lo cual fue contratado. El mismo no puede excederse de seis meses para los técnicos titulados, tres meses para los trabajadores en empresas que tengan menos de 25 trabajadores y dos meses para el resto de los trabajadores. El periodo de prueba debe estipularse en el contrato de trabajo a menos que la empresa lo solicite.

De igual manera, el período de prueba no es obligatorio en ningún caso. Al estipular el período de prueba, éste no debe exceder el mes, salvo que el convenio colectivo diga lo contrario siempre que el contrato sea por un lapso de seis meses.

Deja un comentario